y le dije sabes a partir de hoy me enamoro mucho más de ti...

- Estás sorprendiendo en twitter.

Gracias.

- ¿Y cómo se te ocurrió eso?

Dije voy a llamar la atención.

- Y apareció el escritor romántico.

Bueno si así dicen.

- ¿Quieres que éste tu amigo sea bien sincero?

Sí.

- Nunca en mi vida he leído tremenda inspiración.

¡Ah caramba!.

- Me tendrás que dar un autógrafo ¡eh!.

Bueno si el público lo pide.

- ¿Qué harías si comienzan a pedirte autógrafo?

¡Guau!.

- Y la vez pasada tú escribiste algo que nunca me había imaginado, la historia de un escritor que clama por justicia.

Pero hay algo que no sabes.

- Dime.

¿Te acuerdas de Patricia?

- Sí, de una chica que conocimos hace ocho meses.

Bien, hace dos semanas la vi tomamos un cafecito y ahí entre tomando cafecito y comiendo me comenzó a contar parte de su vida y ya casi cuando nos despedíamos me dijo si gustas escribe la historia de un escritor que clama por justicia y me dio tantos detalles y le dije qué te parece si escribo algo y ese día a eso de las seis de la tarde empezó lo que hoy es para algunos el inicio de una novela social, y una chica me preguntó si yo he leído La imaginación sociológica de y ahí se quedó le dije que sí y hasta ahora no entiendo porqué me hizo esa pregunta.

- Me haces acordar a lo que una vez un profesor me preguntó si había leído Clases, Estado y Nación en el Perú de Julio Cotler le dije que sí y yo esperaba que me iba a decir está bien debes leer ese libro por esto y por aquello pero nada, bueno dije qué bien que me alientan y pasando el tiempo he leído algunas cosas tuyas en facebook, en twitter y eso de que yo twitteo, tú twitteas, él twittea, nosotros twitteamos, vosotros twitteáis y ellos twittean la verdad que nunca había escuchado eso pero tú lo pusiste dentro de una historia y ahora que me entero de la triste noticia.

¿Qué?

- Dicen que te vas a retirar de la escritura.

Es algo que lo estoy pensando amigo.

- Por...

No sé.

- ¿O es que estás buscando un efecto publicitario?

Creo que me estás leyendo la mente ¡eh!, no es una broma amigo, aunque hay momentos.

- ¿Qué pasa?

Quiero llorar pero quizá nadie llorará conmigo.

- No te pongas triste amigo.

Sabes ayer estuve pensando que cuando el amor no es locura, no es amor.

- ¡Guau! y una pregunta.

Dime.

- ¿Y a qué se debe que se te vienen esos pensamientos?

Mi madre me decía que yo de niño tenía muchas ideas.

- Y te voy a preguntar algo que nunca a nadie he preguntado.

Te escucho.

- ¿Tú crees que has nacido para ser escritor?

Una vez ella me dijo me gustas como escribes y le miré a los ojos y le dije sabes a partir de hoy me enamoro mucho más de ti y por un momento nos quedamos mirando fijamente a los ojos.

- ¿Y?


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

Es parte de una de mis novelas que todavía no he publicado...







Eres hermosa... única... especial... te amo... te amo... mi cielo lindo... Te admiro; claro que sí... Eres realmente maravillosa...

0 comentarios:

Publicar un comentario