El precioso mensaje del evangelio




















No somos conscientes
de la brevedad de nuestra vida
y muchas veces
preferimos
el odio
el no perdonar
la mezquindad
antes
que dar un abrazo
o pedir perdón
y así pasamos la vida
hasta que un día
tengamos que partir
y si pudiéramos ver
en un último instante
lo que pudimos hacer 
y no hicimos
nos daremos cuenta
lo mucho que hemos perdido
por un ego tan elevado
de no perdonar
de mezquindad
de minimizar
de ignorar lo bueno que otros hacían
pero lamentablemente
si aun ahorita
fuéramos conscientes
de la brevedad de nuestra vida
y de todo lo bueno que debemos hacer
muchos no haríamos casi nada
o muy poco
porque preferimos un ego muy elevado
preferimos no perdonar
preferimos no ayudar a otros
preferimos la mezquindad
el minimizar
y otros aspectos más
porque realmente
amamos más
las tinieblas que la luz
y así vivimos
y es tiempo de que todo eso muera
pero este poema
al igual que otros
será ignorado por muchos
y por más que estén de acuerdo
todo indica
de que nunca pondrán me gusta
ni tampoco muchos
tendrán el más mínimo deseo
de querer cambiar
y por más que se hable de la brevedad de nuestra vida
nunca harán caso
y por más que se diga
que un día serán juzgados
no les interesa
y en cuanto a los creyentes
decirles
que un día estarán ante el tribunal de Cristo
a ellos
también les da igual
prefieren el silencio total
prefieren minimizar tantos hermosos mensajes
prefieren ignorar
prefieren no apoyar en diferentes sentidos
prefieren no amar
prefieren no perdonar
prefieren mandar indirectas
y nunca cambiar
y no son conscientes para nada
de lo mal que están haciendo en las redes sociales
y en otros espacios
y por más cantidad de mensajes hermosos que se publiquen
ellos siempre ignorarán
y aun así leyendo diversos escritos
nunca aceptarán
porque el peso de un orgullo
demasiado elevado
y la no existencia de un amor verdadero
nunca vivirán en humildad
y apoyando a otros
y que desde luego esto sea recíproco
pero no entenderán ciertamente estos mensajes
hasta que la muerte venga
y ya en el otro lado entenderán
todo lo que perdieron
porque todo indica
que en esta vida
para nada les interesa
ser realmente humildes
amar a Dios con todo el corazón
ayudar a muchos en su necesidad
predicar su palabra
perdonar
amar a nuestro prójimo
y no solamente amar y valorar a pocas personas
y a los demás ningunearlos
y eso es lo que se ve en las redes sociales
y tantas otras cosas
pero por lo visto
a muchos
nada de esto les interesa
pero aun así 
hay que seguir dando mensajes
por amor a Dios
para ir sembrando su palabra
porque lo que realmente importa en esta vida
es agradar a Dios
y los que somos creyentes
que ya hemos nacido de nuevo
debemos dar evidencias 
de que Dios está obrando en nosotros
y así muchos puedan escuchar más y más
el precioso mensaje del evangelio.


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano


0 comentarios:

Publicar un comentario