Como que las adorna, las pinta, le da música...


























Ella decía en mis pensamientos había una lluvia la más hermosa que he sentido, y un día le preguntaron por qué ha publicado tantos poemas, ella respondió en esos años hubo algo grande en mi vida que me motivó a tal punto que escribí muchos poemas y como que no me cansaba de seguir escribiendo, y recuerdo que cuando me dieron un primer premio por las cosas que había escrito me dije en silencio nunca sabrán exactamente qué es lo que me motivó a escribir tanto, pero luego me dije a mí misma tengo que decirles lo que sucedió en mi vida para que sepan por qué escribí tanto, y unos días después en una entrevista expliqué detalladamente de lo que había pasado en mi vida.

- ¿Se había enamorado?

Sí, pero al comienzo no quería decirlo pero ya después se animó y confesó por qué había escrito tanto.

- ¿Y si uno no se enamora?

Igual puedes escribir pero tienes que tener talento para escribir poemas, y no todos pueden escribir poemas y mucho menos poemas extensos, continuos y de contenidos hermosos, eso no lo hace cualquiera.

- ¿Y se puede confundir las ganas con el talento?

Las ganas te pueden ayudar en algo pero tiene que haber talento, y cuando hay un verdadero talento normalmente se insiste en seguir escribiendo, aun si no ganas dinero, aun si no ganas fama, lo que te interesa es siempre estar escribiendo, en cambio el que no tiene talento está pensando más en otras cosas y normalmente no continúan en parte por falta de talento y las ganas se quedaron por ahí.

- ¡Qué preciosa opinión amigo!, me parece que eres escritor o algo por ahí, pero tienes una manera de explicar que a veces a uno lo envuelves como en una música suave y muy particularmente cuando hablas del romanticismo, de los toques literarios, de las melodías, de las emociones intensas en un escritor, de sus lágrimas en algunos aspectos y cosas por el estilo, como dijo Juana conversar con Mario no solamente es aprender algo sino por momentos nos llena de melodía en ese ir y venir de las palabras, como que las adorna, las pinta, le da música.

¡Guau! ¿todo eso?

- Creo que sí amigo y por lo visto tú eres el culpable, por momentos nos llenas de melodía, de música suave...

Assu, creo que a partir de ahora tendré cuidado.

- Jajaja...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

"Fragmento de una de mis novelas"...


0 comentarios:

Publicar un comentario