El silencio permanente desde todo punto de vista siempre es contrario a la palabra de Dios


























Cuando estamos
en un silencio permanente
eso es una actitud negativa
y no es una apariencia
de que solo parece
no
es una actitud decidida en el corazón
de siempre proceder de esa manera
para con muchas personas
y cuando estamos hablando de silencio permanente
esto se refiere
a un tiempo demasiado largo
de años
y según los casos de toda una vida
y nadie en su sano juicio
aun no siendo creyente
no puede valorar ese silencio
que va contra todo principio, norma, conducta
y siempre es la antítesis de algo bueno
y ese silencio pertenece a la vieja naturaleza
y no hay que escondernos
en un versículo mal entendido
solo para que no nos digan nada
y uno siga por siempre
como mal ejemplo
y para mal de muchos
no obrando de acuerdo a la voluntad de Dios
en sembrar cada día
en palabras y en actos
para dar un mensaje glorioso
de que Cristo está morando en nuestras vidas
pero no escondernos
en un versículo que hay que saber entenderlo
y más bien rechazar por siempre
el silencio permanente
que desde todo punto de vista
siempre es contrario
a la palabra de Dios
y nunca podremos sembrar de acuerdo a su voluntad
siendo luz
y siendo sal
porque el silencio permanente
es todo lo contrario.


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano


0 comentarios:

Publicar un comentario