El peso de una inmadurez

























A veces
no hay que decir nada
para que nadie
se sienta afectado

Y no es que uno busque afectar
pero hay personas
que son demasiado sensibles
a que no les gusta que les digan nada
pero hay tanta hipocresía
que luego están publicando
en las redes sociales
mensajes que no valoran para nada
solo son mensajes para la tribuna
porque ni bien hablas
de que esto no es bueno
ahí mismo su mente rechaza
no ponen me gusta
así les guste
y ahí mismo se alejan de uno
solo quieren escuchar
que son personas brillantes
y nunca está mal alentar
y decir frases hermosas
pero solo diciendo eso
realmente no ayudamos a un cambio
porque muchas personas
con todo su corazón
siguen hablando malas palabras
ningunean aun a su propia familia
son mezquinos
indiferentes
no perdonan así nomás
nunca ponen me gusta
por más que les encante muchos escritos
pero sí quieren que muchos
les pongan me gusta
a lo que ellos vienen publicando
entre otras cosas negativas que se vienen dando
y es bueno insistir en ciertos mensajes
tratando de ayudar a un cambio
aunque también es muy cierto
que por más que haya muchos mensajes
hay personas que nunca querrán cambiar
y una de las evidencias
es que nunca aceptan estar equivocados
nunca un disculpa
nunca un perdón
creen que están en lo correcto
y esa es una evidencia
contra la que tenemos que hacer algo
porque expresa sin duda alguna
ausencia de humildad
y si se sigue así
no se ayudará al cambio de una sociedad
al contrario
también se hará más evidente
la soberbia
y cuando esta va en aumento
lo espiritual en cuanto a la voluntad de Dios
va desapareciendo
y cada vez se hará mucho más evidente
el peso de una inmadurez.


Manuel Núñez del Prado Dávila


Escritor peruano


0 comentarios:

Publicar un comentario