¿De qué me vale agradar a muchos y realmente no haber agradado a Dios?


























Un escritor que había ganado varios premios literarios en una oportunidad dijo cuando un escritor es creyente y tiene pasión por las cosas de Dios esta se expresa y en alguna medida se debe notar en los escritos.

- ¿Y si no se nota ni un poquito?

¿Quieres una respuesta directa o una de esas respuestas que les gusta a muchos?

- Cómo es eso?

La respuesta directa es que no hay pasión pero a muchos les gusta escuchar cosas como: sí hay pasión lo que sucede es que el autor por algún motivo no lo expresa; desde luego que hay pasión lo que pasa que el escritor seguro está considerando que todavía no es el momento y cosas por ahí.

- Eso sí que va para mi libro ¡eh!.

¿Estás escribiendo algo?

- Sí, es una historia de un pueblo donde suceden muchas cosas.

¿Es algo que se ha dado o tú estás inventando?

- En parte es un invento para hacer una historia más interesante porque si solo me dejo llevar por lo que realmente ha sucedido no tendría ciertas bases para desarrollar una historia un tanto distinta a lo que uno quiere dejar para el recuerdo, porque la vida es breve y no voy a perder mi tiempo en novelas donde te pueden dar un premio literario y miles de personas pueden poner me gusta en facebook, muchos te pueden aplaudir, te pueden hacer hermosos comentarios pero lo cierto es que son novelas muy terrenales donde en verdad no hay mensajes que ayuden de alguna forma al cambio de una vida, y ese tipo de novelas no me interesa prefiero que me aplaudan pocos, quizá con pocos comentarios pero haber escrito novelas para la posteridad, donde más adelante tal vez una nueva generación realmente valore y trascienda lo que uno ha escrito y ayude en alguna manera al cambio en uno y otro sentido a muchas vidas.

¡Excelente!, ¡Muy bien lo que has expresado! ¿y sabes qué significa eso en parte?

- ¿Qué?

Que estás tomando muy en serio tu responsabilidad como escritor, y prefieres si es que se ha de dar el silencio de muchos pero quieres dejar hermosos mensajes de una u otra forma queriendo agradar a Dios.

- Es cierto ¿de qué me vale agradar a muchos y realmente no haber agradado a Dios?


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

"Fragmento de una de mis novelas"...


0 comentarios:

Publicar un comentario