Siempre tiene que haber enseñanza




















Para una enseñanza específica
tienes que ser puntual
lo que sucede
es que muchos
están confundiendo
una enseñanza
que es necesaria
con la palabra juzgar
y otros
no están confundiendo
saben
que son cosas distintas
pero como no les gusta
que les digan nada
entonces mencionan esa palabra
intencionalmente
para que no se les diga nada
y mientras tanto ellos siguen
mintiendo
no perdonando
con quien quieren se muestran buenos
y a los otros ignorándolos
y muchas cosas más
y no quieren
que se les diga nada
pero la Biblia dice
por sus frutos los conoceréis
¿y qué es un fruto?
Es algo que se está dando en uno
y los otros al ver ese fruto
los ayudará a que ellos también
quieran tener ese fruto
pero cuando hay cosas
que son contrarias a lo correcto
esos no son frutos 
que muchos quisieran tener
y lo que es contrario
es el silencio permanente
donde no se siembra de acuerdo a la voluntad de Dios
como también
en la falta de perdón
la mezquindad
la soberbia
la falta de fe
la falta de amor
la no paciencia
la no benignidad
entre otros
donde se evidencia
que no hay fruto
de acuerdo a lo que Dios quiere
y enseñar
para que haya esos frutos
no es juzgar
porque siempre tiene que haber enseñanza
para que apodamos aprender
de qué es lo correcto
y qué es lo que más debemos hacer
para agradar a Dios
y eso nunca será juzgar.


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano


0 comentarios:

Publicar un comentario