Ella se me acercó y me dijo ¿por qué demoraste?




















Y ella les dijo ahorita voy a evitar ciertas observaciones porque muchos se están quedando por falta de mayor conocimiento con aquello de no juzgar pero la Biblia también dice juzgad con justo juicio.

- Sí, es cierto.

Uno de los problemas es que ahí muchos se quedan con eso de no juzgar y no quieren que se les diga nada y están limitando por no conocer más la palabra de Dios de que según los casos sí debemos decir ciertas cosas pero con amor tratando de hacerles ver lo mal que están actuando intencionalmente.

- ¿Y sabes?

¿Qué?

- Una vez le dije a un amigo en los mejores términos de lo que él me estaba ignorando totalmente en facebook y de que nunca ha puesto un me gusta ni siquiera en fotos donde estamos en alguna reunión y él en vez de decir algo apropiado me dijo fácil amigo si ves que no te apoyo en nada en facebook hay una solución se elimina a esa persona; no se trata de eso le dije solo que dada la amistad que tenemos quería decir algo que veo que no es correcto, te vengo apoyando con muchos me gusta a tantas cosas que estás publicando y veo que tú haces todo lo contrario me ignoras totalmente, y te digo algo yo no debería decir nada de esto pero tal vez para mis nuevos escritos te dije esto y de paso para saber qué dices y si realmente estás valorando nuestra amistad, la verdad me dijo no me gusta que me hagan observaciones, si quiero apoyo y si quiero no apoyo ese es mi problema y no me gusta que me digan nada, bien le dije y me despedí de él, y ahora te pregunto amigo ¿y vamos a callar todas esas intencionalidades que están haciendo daño a muchas personas porque muchos que querían hacer algo bueno en facebook ahora ante todo eso negativo que es evidente lo que están haciendo es ellos también limitarse y ya no están sembrando algo maravilloso ante tanto silencio intencional? ¿Y vamos a callar, y no poder decir nada y más aún cuando no están entendiendo correctamente la palabra de Dios?

La verdad es que muchos solo se han quedado con aquello de no juzgar y cuando alguien dice algo que es apropiado y con amor lo ignoran, lo critican o le mandan indirectas y ya no ponen me gusta creyendo erróneamente que la persona está equivocada y no es así, y entre otras cosas la Biblia enseña que redarguyamos y reprendamos (2 timo, 4: 2-4), pero muchos no quieren que se les diga nada para seguir viviendo como están prefieren decir no me juzgues y no están entendiendo correctamente la palabra de Dios; o sea, que siga el silencio largo, el ignorar, el ningunear, la falta de humildad, la falta de ser recíproco al menos en alguna medida, la falta de amor, la falta de no tomar en cuenta a los que han caído y tratar de ayudarles en algo y tantas otras cosas más y no quieren que se les diga nada.

- Sería lindo amigo.

¿Qué?

- Que lo que hemos hablado algún día se publique en un libro porque considero como decía un pastor que aquí hay una enseñanza.

Tal vez algún día algún escritor si le contamos partes de nuestras vidas y de nuestras conversaciones quizá se anime a escribir lo que le vayamos contando.

- Mientras tanto esperar y como me dijo una chica y seguiré esperando y yo me pregunté y qué habrá querido decir.

Quizá quería decirte algo.

- No lo sé nunca le dije nada.

¿Nunca te enamoraste de ella?

- Vamos por partes.

¿Y eso?

- Cuando la fui conociendo más empezó a gustarme pero un día.

¿Qué?

- ¿Lo hacemos como una novela de acción?

Assu.

- Paso a paso, y en cada página alguna duda, alguna pregunta y la novela poco a poco va detallando situaciones, tardes hermosas, tardes tristes, que un niño llora y la madre no escucha, que él se amarga y dice palabras que no son apropiadas y así sucesivamente, creo que voy a escribir una novela y diré a través de algún personaje que ella me quiere, bueno ahí lo dejo y como te decía un día.

¿Qué pasó?

- La encontré con otro ella se me acercó y me dijo ¿por qué demoraste? Y hoy lloro amigo, siento que la quiero, me gusta su sonrisa, su manera de ser, y tal vez algún día estemos juntos y este adiós no es un adiós porque siempre estará en mi corazón, en mis recuerdos, cuando caminábamos juntos, cuando ella me miraba, y le digo donde tú estés yo estaré, y tomaré tu mano y caminarás conmigo, nunca me olvidaré de tu sonrisa, dame un abrazo pero este no es el adiós... 


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

"Fragmento de una de mis novelas"...


0 comentarios:

Publicar un comentario