¡Bella! y amada por siempre
















Esa tarde
cuando me dijiste te quiero
muchas cosas cambiaron en mi vida
la tarde se hizo más hermosa
aprendí a valorar más la sonrisa de un niño
cada mirada tuya se hizo más grande
cada abrazo que me dabas
tocaba mi alma de manera profunda
y hoy en el paso de los años
reposando a tu lado
en abrazos inmensos
la dulzura es tan intensa
que hoy una vez más te doy gracias
porque en esa tarde en que ya me iba
y al abrazarnos por última vez
para decirte adiós
algo pasó en ti
me abrazaste fuerte
lágrimas caían de tus ojos
y en un momento mágico
que siempre esperé
tus labios se juntaron con los míos
y tiempo después publiqué aquel poema
gracias Dios mío por darme
a la mujer más maravillosa
te amo mi cielo lindo
te amo
y hoy escribiré un nuevo poema
que llevará por título
¡Bella! y amada por siempre.


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano


0 comentarios:

Publicar un comentario