Dante Gebel #471 | Promesas sin respuesta



Cuando oramos al Señor, la mayoría de las veces queremos que responda en nuestros términos y en nuestro tiempo y nos frustramos cuando en vez de respuestas rápidas nos da promesas. Esa frustración nos puede llevar a volvernos religiosos y a perder de vista al Jesús puro y sencillo que nunca nos abandona; pero si aprendemos a confiar en las promesas de Dios, se irán fortaleciendo nuestros músculos de la fe y estaremos más cerca de Su rostro y Su gracia. Un mensaje que llenará de paz tu corazón.


0 comentarios:

Publicar un comentario