La inspiración empezó a fluir















Quería inspirarme
y no podía
y de pronto
me acordé
de tu sonrisa
que me diste
cuando recién nos conocíamos
y la inspiración empezó a fluir
pero lágrimas caían de mis ojos.


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano


0 comentarios:

Publicar un comentario