Nuestra mayor obediencia al Señor
















Muchas veces
prefiero ser puntual
en mis escritos
para que el mensaje
se entienda
pero lamentablemente
muchos
ningunean intencionalmente
este tipo de mensajes
y en parte se entiende
porque sus corazones no han sido cambiados
pero no es lo mismo
en el caso de los creyentes
donde se entiende que sus corazones han sido cambiados
pero son ellos
en parte
que más quieren vivir en la vieja naturaleza
y no quieren aceptar verdades
para ciertas áreas de sus vidas
y una de esas verdades
es alejarse del silencio permanente
y otras verdades son
no ningunear a los hermanos en Cristo
que están haciendo algo para el Señor
no ignorar a la familia nuclear
no ignorar a la familia ampliada
no minimizar lo que otros creyentes hacen
con amor para Dios
y tantas otras verdades
pero no
prefieren
minimizar
o ningunear todo eso
y estamos hablando
de actitudes permanentes
y no de debilidades
pero aun así
no quieren aceptar
estas verdades
y eso es triste
y perjudicial
porque no permite que tengamos mayor presencia
y hay líderes que no entienden estos aspectos
y no les interesa nada de esto
mientras a ellos les pongan
miles de me gusta
y cientos de comentarios
todo estará bien
pero resulta
que la mayoría de esos que los apoyan
no actúan igual para con otros creyentes
que están haciendo todo lo mejor que pueden para el Señor
solo lo hacen porque a los que apoyan
son personas conocidas
pero a otros creyentes ningunean al cien por ciento
y si este poema te parece duro
es mucho más duro
triste y perjudicial
para el cuerpo de Cristo
que muchos creyentes estén actuando así
para con sus hermanos en Cristo
y eso no es correcto
y este poema
es para crear conciencia
y no estamos hablando de apariencias
sino de actitudes permanentes negativas
y diré de este modo
el creyente que quiere agradar más a Dios
entenderá apropiadamente
este mensaje
pero el creyente
que más le interesa lo terrenal
el silencio permanente
el minimizar
el ningunear
el no apoyar y valorar a la familia nuclear y ampliada
entre otras cosas
siempre tendrá un pretexto
para no cambiar
y se basarán en un versículo de la Biblia
que ni siquiera entienden
pero para los que queremos agradar más a Dios
debemos ser humildes para escuchar
y leer determinados mensajes
porque ahí estará en parte
nuestra mayor obediencia al Señor
y también se expresará
una mayor madurez en la vida espiritual.


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano


0 comentarios:

Publicar un comentario