El talento no fue dado en vano




















Dicen
que para escribir lindo
se requiere arte
y en parte
es cierto
pero muchas veces
para escribir más lindo
evitando lisuras
palabras no apropiadas
y consejos negativos
que nunca deberíamos dar
se requiere
una madurez
no de edad
sino de discernimiento
para distinguir
lo que es apropiado
y lo que no es apropiado
y cuando este discernimiento
es más amplio
se verá en ti
a un escritor más formado
que no está en busca
de lo terrenal
que tiene su peso
desde luego
y que es hermoso
hasta cierto punto

pero que no se queda en eso
sino que ha comprendido
que solo somos aves de paso
y que lo mejor que deberíamos hacer
es agradar a Dios
en todo lo que podamos
y tener el talento de la escritura
no es para malgastarlo
con cualquier tipo de historia
y donde se ve que todo es lo terrenal
sino con aquellas historias
donde se busca en alguna medida
dejar mensajes apropiados
y eso no disminuirá
el talento de un escritor
y hay que ser creyente
para entender
el peso de un talento
y darse cuenta
que el talento
no fue dado en vano
y que lo que hace
con ese talento
debe ser
para agradar a Dios.


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano


0 comentarios:

Publicar un comentario