Mis lágrimas se derraman

Mis lágrimas cortan la medianoche en fuego de misiles,
y al compás de las estrellas fugaces, bailan en oriente;
la sequedad de la danza guerrera, incendia a Basora.

Hemos dejado todo como la muerte de otros, en largas noches
como la lluvia de fuegos rondando por mi sueño, en otros espacios,
como la soledad de esta mañana
desfilando en fantasmas.

La sombra alza su silencio y se aleja.
El día se desangra en Basora.
La conciencia es cosa de juego en estos avatares.

La televisión oferta muerte gratuita cada mañana.
El silencio protesta para detener la muerte de los inocentes.

La imagen mutilada de alguien cincela nuestros ojos.
En Basora, un niño muere mirando el cielo.

La masacre se reparte por todas partes como visión funesta.
La paz, en medio de la muerte canta.

Mis lágrimas se derraman por oriente
Sin calmar la sed de la ciudad.

En Basora un niño refleja los ojos del mundo.
La muerte se cuenta por miles.

La ciudad es muerte polvo
sangre oscura que llora.


Versos que pertenecen al Poemario "Noche de Basora" de Leoncio Luque


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

0 comentarios:

Publicar un comentario