nunca te dejaré de amar...


Sabes,
cada noche
despacio,
muy despacio
me acercaré a ti
y te daré un beso,
el más profundo,
el más dulce
y el más intenso,
y con mis lágrimas
mojaré tus mejillas,
te abrazaré fuerte
y si tú lo permites
tiernamente acariciaré tu cuerpo
y acercándome a tu oído,
te diré
te amo,
te amo
y así juntos
por un momento
yo sentiré tu cuerpo
y tú sentirás el mío
y nos perderemos bajo una música suave
adoraré tu rostro, tu cuerpo
y clamaré porque no te vayas
y ¡oh Dios! mi alma anhela
que tú me digas, te quiero
y al despedirme
con mis ojos bañados en lágrimas
te diré una vez más,
mañana vuelvo
porque nunca te dejaré de amar...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

0 comentarios:

Publicar un comentario