Aún la sigo queriendo...


























Y ahí a la orilla del mar ella me decía sabes cuando era niña me gustaba decir el amor es hermoso pero no lo entendía, cuando cumplí diez años alguien me dijo y recuerda el amor es hermoso, me quedó mirando, y hoy cuando veo tus ojos y siento tu mirada entiendo que el amor es hermoso, te quiero le dije.

- Y a mí me gustaría que una chica me dijera que cuando ve mis ojos y siente mi mirada, pero sabes a veces pienso que nunca encontraré a una chica que me quiera, hace poco una bella mujer y digo bella mujer porque he escrito un poema con ese título y lo escribí pensando en ella y cuando ya iba a terminar el poema como que no quería terminarlo.

¿Por qué?

- Porque los últimos versos iban a ser muy tristes, y mis ojos estaban llorando, en ese poema me despedía de ella pero algo en mí como que me decía no, no lo hagas pero al final decidí continuar con el poema, dos días después me animé enviar a una revista literaria a ver qué pasa y me sorprendí que el director de dicha revista después de leer el poema me dijo sabes un poema así no se lee así nomás, es bello, es profundo y no sé pero quizá has llorado al escribir ese poema, porque hay fuerza, hay sentimiento, hay belleza literaria y hay que tener un corazón muy sensible para escribir en esos términos, te lo dice alguien que conoce de poemas y que he sido jurado tantas veces en concursos literarios, gracias le dije y estaba tan contento que quería llamarla y decirle sabes pensando en ti he escrito tal vez el poema más lindo, te amo, te amo, y cuando la brisa golpee tu pecho recuerda...

No llores amigo.

- La quiero, la quiero.

Aunque ella no te quiera nunca olvides que habrá una chica en este mundo que te abrazará y tú serás feliz a su lado y ella te dirá cosas lindas.

- Pero eso sí.

¿Qué?

- El amor, siempre será bello.

¿Y eso?

- Aunque no tenga enamorada seré un hombre de lucha, y como decía un profesor de literatura estaré presente en los momentos hermosos y seré fuerte en los momentos bajos.

¡Excelente!.

- Viste amigo.

Sí.

- Y yo trataré de ser fuerte aunque en estos momentos no haya ninguna chica que me abrace.

¡Así se habla!.

- Gracias.

¿Y esas lágrimas?

- Aún la sigo queriendo...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

"Fragmento de una de mis novelas"...


0 comentarios:

Publicar un comentario