La Navidad / que sea un tiempo / de reflexión















La Navidad
que sea un tiempo
de reflexión
No al orgullo
no a la arrogancia
no al silencio permanente
Porque si seguimos
en lo mismo
lo que hoy se diga
solo serán frases
para cumplir un momento
pero no es algo que está
en lo más íntimo de nosotros
Valoremos
a los amigos
Valoremos
a la familia 
Valoremos
a los conocidos
que pueden llegar
a ser
buenos amigos
Valoremos
a la enamorada
digámosle cosas
hermosas
se lo merece
y ella siempre será
ese algo especial
y vale decirle
que en nuestro corazón
siempre será amada
Y recordemos
que la Navidad
no es para decir algo
que no esté
en nuestro corazón
sino más bien
de algo
que debe estar
en lo más profundo de nosotros
Y si está
en lo más profundo de nosotros
entonces
el orgullo
la arrogancia
y el silencio permanente
deben desaparecer
Pero si vamos
a seguir en lo mismo
tal vez hoy lo que se diga
solo serán frases hermosas
de belleza
y de toques literarios
pero que muchos
en lo más íntimo
de su corazón
tal vez no tienen
el más mínimo deseo
de querer cambiar
Que la Navidad sea
realmente para reflexionar
y justamente
nuestro Señor Jesucristo
vino para eso
PARA SALVARNOS
y entre otras cosas
para que ya no vivamos
en el orgullo
en la arrogancia
ni en el silencio permanente.
¡FELIZ NAVIDAD!
Manuel Núñez del Prado Dávila
Escritor peruano

0 comentarios:

Publicar un comentario