ALABADO SEA SIEMPRE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO


























Y antes de acostarme
quiero expresar un grito de fe
que el mundo sepa
que Cristo Jesús es mi salvador y mi Señor

Que este día
no fue en vano

Lo alabé
en alguna medida

Lo adoré en parte
a través de la obediencia

Publiqué algunos mensajes
todos eran cristianos

A veces me quiebro
ante un mensaje

Lágrimas caen de mis ojos
y también sufro por tantas cosas

Y en esta noche antes de acostarme
quiero dejar el vivo recuerdo
de una fe preciosa

De una fe para publicar
de una fe para arrodillarme

Y sabes
nunca avergonzarnos
de ser expresivos

El tiempo es breve
y lo que se hace para el Señor
TIENE UN VALOR ETERNO
Y lo que haces aquí
cuando es bueno
tiene un valor para el presente
y para el futuro
y serás conocido como un guerrero
como alguien que expresó siempre
su fe viva
EN NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
PERO RECUERDA
PREOCÚPATE POR SIEMPRE
POR AQUELLO QUE TIENE
UN VALOR ETERNO

¡AMÉN!
Y ALABADO SEA SIEMPRE
NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano


0 comentarios:

Publicar un comentario