Lágrimas caían de mis ojos


















Te recuerdo
te amo
te amo 
te necesito

Necesito
tu mirada
necesito
tus caricias

Necesito
un abrazo
una sonrisa

Necesito
que me digas te quiero

¡Ven!
la noche es inmensa
para vivirla

Para mirar
la luna
las estrellas

Para abrazarte
y decirte que eres hermosa

¡Ven!
y no permitas que un orgullo
mate un amor inmenso

Y en aquel momento me desperté
y lágrimas caían de mis ojos
PERO ELLA ESTABA A MI LADO.


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano


0 comentarios:

Publicar un comentario