La noche era mágica, abrazos, besos, caricias...




















Fue una linda historia de amor, y dicen que en ese pueblo muchas cosas cambiaron.

- Y un amigo me comentó que en esos años en ese lugar se escribieron varias novelas, y algunos críticos literarios hacían hermosos comentarios de todas esas obras que se habían escrito, pero hubo una obra en especial que llamó mucho la atención.

¿Muy romántica?

- Sí, había mucho sentimiento, y el autor según dicen creyó necesario dejar frases hermosas, y desarrolló un diálogo de esos que así nomás no se ve en una novela.

Como decía un crítico literario hay diálogos que quedarán para el recuerdo y lágrimas caerán de tus ojos.

- Es cierto, como pasó con una novela donde muchos lloraban, donde el escritor muy hábilmente desarrolló una historia como dijo un poeta para que muchos lloren, inventó parques, avenidas, playas, inventó frases, abrazos, caricias, inventó momentos de miradas intensas, risas, llantos; inventó un amor como él dijo en una entrevista con la intención de hacer llorar, y lo logró.

¿Y por qué lloras amigo?

- Me hizo imaginar que yo vivía un amor así con la mujer que amo, a la que nunca abracé, nunca nos dimos un beso dulce, maravilloso y que por ahí se escuchaba una canción romántica y que ella y yo nos mirábamos profundamente, la tarde era hermosa, la noche era mágica, abrazos, besos, caricias...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

"Fragmento de un a de mis novelas"...


0 comentarios:

Publicar un comentario