Adryel Levis - El evangelio de Cristo



Subido por el 25/09/2008
 
Poderosa Palabra de Dios, en los labios del Apóstol Adryel Levis, "El evangelio de Cristo", está basada en los textos de Salmo 128:2, Eclesiastés 2:24, Génesis 3 y muchos otros, le invitamos a que forme parte de esta gran bendición, al ver este video usted aprenderá a conocer los propósitos verdaderos de Dios para nuestras vidas, a disfrutar de todo lo que Él tiene preparado para los que le aman, y a no dejarse robar las maravillas que Dios ha preparado de antemano para usted, venga y gócese de las buenas nuevas del evangelio de Cristo.

----------------------------------------------------------------------------

Preciosa enseñanza...

Un abrazo.

Manuel Núñez del Prado Dávila

“Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios….acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne, que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos” (Romanos 1:1, 3-4).

“Porque testigo me es Dios, a quien sirvo en mi espíritu en el evangelio de su Hijo…porque no me avergüenzo del evangelio de Cristo” (Romanos 1:9, 16).

“Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras” (1 Corintios 15:1-4).

“En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa” (Efesios 1:13).

 “Pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder…porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero” (1 Tesalonicenses 1:5, 9).

“Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados” (Hechos 26:18).

“Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo” (Filipenses 1:27).

“Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos. Y esto hago por causa del evangelio, para hacerme copartícipe de él” (1 Corintios 9:22-23).

“Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios” (Romanos 1:1).




0 comentarios:

Publicar un comentario