mi papá escribió una linda historia...

- Estaba leyendo que a Dante Alighieri lo consideran el padre de la poesía italiana.

Sí.

- Y nació en Florencia en el año 1265.

¡Ah caramba!.

- Y él escribió la famosa obra literaria que lo leí cuando yo estaba en cuarto de secundaria y habían cuatro obras por escoger y escogí esa.

¿A qué te metiste?

- Como dijo un crítico literario a un infierno ficticio, y a veces me daba un poco de miedo y dije qué acaso yo estoy realizando un viaje en el infierno.

¡Guau!.

- Y una vez quise escribir un poquito algo parecido y lo dejé.

¿Cuando dices un poquito te refieres a una cuantas líneas?
 
- Sí.

¿Y ahora en este 2012 año de tantas cosas que se dicen te animarías a escribir algo?

- Uyy amigo cuánto quisiera pero desde secundaria me di cuenta que no es mi talento a no ser que alguna chica me diga que sí.

¿Y tienen que decírtelo?

- Así como va mi vida.

Muy tranquila ¡eh!.

- Sí y en estos seis días que recién te conozco me has caído muy bien y nunca me olvidaré que esa pregunta que te hice dio inicio a todo esto y me llama la atención que tan solo hayas venido para hablar a uno y otro de ciertos predicadores, te estás tomando un tiempo, estás haciendo ciertos gastos yo la verdad que nunca hubiera hecho eso.

Pero hay momentos.

- ¿Te refieres a que el corazón es tocado?

Un pastor dijo cuando Dios obra y sabes amigo aunque ya mañana me estoy yendo nunca olvides en enviar en un email a tu familia lo que hemos conversado, dales a conocer una y otra prédica o tomas esa decisión ahora o te acostumbras a ese ritmo de vida del yo, lo que a mí me place, lo que yo quiero, lo demás.

- Te entiendo.

Yo podría estar ahorita ahí en mi cuarto escuchando una y otra prédica y eso es bueno claro está, y hay que hacerlo siempre, amén pero la pregunta es ¿y los otros? Y esos otros son tu familia, tus amigos y los demás.

- Me vas a dejar un gran recuerdo amigo ¿pero volveremos a vernos?

Claro.

- ¿Y me seguirás hablando de Javier Bertucci, de Dante Gebel?

Si Dios lo permite sí.

- ¿Quieres que abra mi corazón?

Sí.

- Me da pena que te vayas.

Y yo estoy triste amigo pero tenemos el celular, el messenger, facebook y vamos a conversar, y me contarás cómo vas con la chica y sabes escríbele un nuevo poema.

- ¿Tú crees?

Insiste.

- ¿Y me arrodillo?

Si es el caso...

- Pero la he llegado a querer.

Se nota amigo.

- ¿Y tú?

Quizá me quede solo.

- Un creyente no se puede quedar solo.

¡Ah caramba!.

- Creo que me salió.

Y hay que ponerlo en facebook ¡ah!.

- Gracias, y mañana en la noche cuando ya hayas partido.

¡Oh no!.

- ¿Te da pena?

Claro amigo, soy sentimental, lloroncito y a veces me pregunto ¿y a quién le saqué así?

- ¿A tus padres?

En algo, pero yo ya exageré.

- Pero sabes con ese carácter llegas a muchos lados, te haces querer, eres confiable.

Gracias ¿y no mientas mucho nomás?

- Te voy a extrañar amigo y nunca me imaginé que un cuatro de mayo del 2012 iba a conocer a alguien tan especial en esa tarde que nos conocimos...

Creo que puedes escribir una novela ¡eh!.

- Ni la primera página, a no ser que la chica me diga escribe un libro aunque breve.

¿Lo harás?

- ¿Y qué voy a decir?

No sé.

- ¿Tienes ideas?

Muchas, pero a la hora de querer escribirlo digamos que al comienzo me sale un poco pero cuando quiero continuar.

- ¿Cómo que no es para ti?

Así parece, pero me estoy animando a escribir algo sobre el Titanic aunque sea unas veinte líneas, y si en otros momentos puedo seguir aumentando.

- Por ahí escribes unas ochenta páginas.

Y quizá después me anime a escribir sobre la historia de América Latina, hablar de presidentes, escritores, teólogos.

- Y a mí me gustaría hacer una cierta crítica literaria a esos escritores que son ateos o agnósticos que a veces dicen ciertas cosas como dijo alguien por ahí que el paraíso no existe, y que los que hablan de una eternidad feliz están hablando porque quieren.

Estás hablando de un escritor que ya se ha hecho famoso.

- Sí, y creo que es mi rival.

¡Guau!.

- Bueno, quería soñar un poquito.

Pero el día miércoles estuve leyendo un escrito tuyo que me impactó.

- Gracias.

Así empiezan los grandes escritores.

- Me gustaría que sea así, pero yo.

Puede ser amigo.

- Como me dijo Laura, la chica que trabaja en la tienda sigue escribiendo y serás famoso en este pueblo y quizá a nivel mundial ¿tanto así? Y me dijo ¿te has olvidado del internet? No ¿Entonces?

Te estaba animando.

- Y hace poco me decía mi papá escribió una linda historia ¿puedo contártela? Sí le dije...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

Es parte de una de mis novelas que todavía no he publicado...


FELIZ  DÍA  MAMÁ,  TE  QUIERO...

Y FELIZ  DÍA  A  TODAS  LAS  MADRES  DEL  MUNDO...


MI  MÁS  TIERNO  ABRAZO...


Manuel Núñez del Prado Dávila


Eres hermosa... única... especial... te amo... te amo... mi cielo lindo... Te admiro; claro que sí... Eres realmente maravillosa...

0 comentarios:

Publicar un comentario