¿Te da pena cuando escuchas esa canción?

- Te quiero papito le dije así, y sabes no hay que esperar a que tu papá se vaya para recién decirlo papito te amaba; es ahora cuando están con vida que hay que decirlo así, entiendo que hay momentos en que uno hable de otra manera por uno y otro motivo pero eso no debe significar que no existan esos otros momentos en que debemos decirle papito, ya papito está bien...

Estoy de acuerdo contigo amigo, porque en esta vida pasamos una sola vez y no habrá una segunda vuelta para decirle papito te quiero, gracias papito por esto, gracias papito por aquello...

- Veo que tú también eres tierno.

¿Tú crees?

- Al menos así parece.

¡Guau! "me estás alentando ¡eh!".

- No lo tomes así amigo.

No te preocupes, hago de cuenta que estoy escribiendo una novela, pero eso sí me gustaría dejar un mensaje.

- ¿Eres creyente?

Sí.

- ¿Pero has leído novelas de autores que son ateos o agnósticos?

Sí, y veo que no dejan mensajes.

- Casi digo como mi hermanita la menor ¡guau! qué feo.

Pero aclaremos algo ¡eh!.

- ¿Qué?

Mensajes malos posiblemente estén dejando muchos, pero mensajes buenos ahí está el detalle, como dice un escritor Premio Nobel de Literatura la sobrecarga de vampiros, de magia, de la espada que vuela.

- Oye ¿estás hablando de Harry Potter?

Suave, no ves que esto se va publicar en un blog.

- ¡Ah caramba! entonces no dije nada.

Bueno, como te decía eso de la espada que vuela, el espejo que hace esto o aquello y cosas por el estilo ya imagínate si deja mensajes buenos; claro que parte de la literatura es para distraer, pero cuando tu tienes convicción en algo puedes dar un espacio en la literatura para que a través de algún personaje digas aquello que tú consideres que sea pertinente decir que puede ser a veces una que otra línea no necesariamente una exposición de un tema, pero ya dependerá de tu convicción y de recordar que pasas por esta vida.

- Entendido.

Pero el problema es que muchos escritores y escritoras no tienen la convicción que uno tiene, y eso es totalmente evidente, y me refiero de manera específica que no tienen una relación personal con Cristo Jesús, es por ello que mucho o casi todo de lo que escriben sale de un corazón que no ha sido transformado...

- ¡Guau! tú pareces que eres escritor.

No, sino que a veces juego a decir algo, y como tú y otros me escuchan ahí me mando.

- Pero hay momentos en que digo no, éste amigo es escritor, dices cosas, explica...

¡Guau!.

- En serio amigo.

Me estoy ruborizando ¡eh!.

- Tienes esa gracia, esa sazón.

Assu... ¿me darán algún premio por eso?

- Puede ser.

Si es que lo publican en facebook, pero quién se va acordar de mí.

- No te pongas triste ¡eh!.

No chico, estoy haciendo un esfuerzo.

- ¿No me digas que estás con ganas de llorar?

Pero ayer a eso de las ocho y media escuchando una canción de Los Iracundos.

- ¿Lloraste?

Sí.

- ¿Con qué canción?

Aprendiste el amor junto a mí.

- ¿Te da pena cuando escuchas esa canción?

Pero se va a publicar en el blog amigo.

- No, nadie lo va a publicar, si yo digo que no es no.

¡Guau!...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

Es parte de una de mis novelas que todavía no he publicado...






Eres hermosa... única... especial... te amo... te amo... mi cielo lindo... Te admiro; claro que sí... Eres realmente maravillosa...

0 comentarios:

Publicar un comentario