Decir que leyendo novelas no se aprende nada es un sin sentido y es una notoria contradicción


























Decir
que leyendo novelas no se aprende nada
es un sin sentido
y es una notoria contradicción
en alguien que escribe novelas
y luego decir
que leyendo novelas no se aprende nada

Claro

que no se aprenderá nada
si el escritor como tal
solo escribía cosas terrenales
con una literalidad increíble
hacia lo malo, lo negativo
donde prevalecen
cóleras, chismes
gritos, malas palabras
y un sin fin de cosas
predominantemente de lo negativo

Porque es inconcebible

que un escritor
que se precie
y que sea consciente
del talento
que tenga
y que diga
que leyendo novelas no se aprende nada

Es una notoria contradicción

en la medida que no se valore
ni lo que se ha escrito
a no ser que ese escritor
no haya escrito nada bueno
en nada de nada
y que por eso
tenga que decir
y equivocadamente
de manera general
que leyendo novelas no se aprende nada

Eso tendrá que ver
con su experiencia personal
de las novelas que ha escrito
y de lo que él ha leído
y de cómo ha entendido
o interpretado
de acuerdo a su forma de pensar
y que no necesariamente
en todas no se aprende nada

Es un sin sentido
y una notoria contradicción

Porque muchas novelas
han sido valoradas
por críticos literarios
y por lectores miles

Ahora que hayan novelas

donde tal vez no se aprende nada bueno
y que tal vez más se aprende de lo malo
es una cosa distinta
pero aun así hay que saber decirlo
y no decir de manera general
que leyendo novelas no se aprende nada
porque para evitar decir eso
tiene que haber una cuota mayor de razonamiento
y saber decir las cosas de un modo distinto

Y un novelista

como todo ser humano
es inteligente
y tiene que también saber decir las cosas

Y yo como escritor

y como novelista
tengo que decir algo
no puedo permanecer callado
ante una expresión sin sentido
sin parámetros
y con evidencia
de una falta de cuota de mayor razonamiento

Porque hay novelas

aun de distintos cortes
tendencias
e intencionalidades
que uno
de una u otra manera
y ya en menor o mayor grado
que se puede
y se aprende algo
y va depender también del lector
de saber interpretar
ciertas partes de una novela
y entender que algo hay ahí
aun a pesar
de que no esté expresado
de un modo muy claro
y esto ha pasado
y pasa
en muchas novelas
pero normalmente
hay páginas
o pequeños fragmentos
o frases
o pensamientos
donde uno algo
puede aprender
o rescatar
para ya no hacer lo mismo
que hicieron otros
ya en la vida real
o en una novela

Pero no hay que generalizar

que leyendo novelas no se aprende nada

Y la literatura también

es un espacio
para una posición
y eso es normal
en la medida
de respetar ciertos parámetros

Todos

de una otra manera
tenemos una posición
pero el tener una posición
no significa
que necesariamente
perjudique el desarrollo de una novela

Y un novelista

no puede dejar de tener una posición
para escribir una novela
eso sería un absurdo

Y otra cosa es que tenga

el suficiente cuidado
para no herir a los lectores
en las palabras y en las formas

Y si un escritor es creyente

y valora el talento que tiene
y es consciente de la responsabilidad a su cargo
hará todo lo posible
de crear o recrear todas las historias
que él crea posible
bajo ciertos parámetros
y con el debido cuidado
en palabras, en formas
y pensamientos
para no afectar negativamente
a muchas personas

Porque escribir una novela

es un espacio
para desarrollar un talento

Claro

que el que no es cristiano
no valorará esto

Pero un creyente

sabe que ahí tiene que dar
todo lo mejor que pueda
porque es un talento
que se le dio
para de alguna forma
dejar mensajes
ya de manera directa
sugiriendo
de manera subliminal
o no subliminal
pero tiene que decir algo
porque por algo se le dio ese talento

El que es creyente

entiende su responsabilidad
y el que no
tal vez seguirá diciendo
que leyendo novelas no se aprende nada

Y eso es incorrecto
y una antítesis
para todo escritor
cristiano o no
pero que con todo su corazón
y de alguna forma quiere decir algo

Claro que habrá diferencias
y las hay
mientras algunos escritores
optan por agradar a Dios
de una u otra manera
a través de su novelas
otros
que no son cristianos
tratarán de sembrar
más para lo terrenal
y tal vez no tomando en cuenta
o minimizando lo que más que pueda
en lo que se refiere agradar a Dios

Eso ya depende
de cada escritor
del peso de su identidad
pero no podemos generalizar
por el peso de una identidad negativa
en algún aspecto
o en varios aspectos
diciendo
que leyendo novelas no se aprende nada

Como escritor
también tenemos que evidenciar
UNA CUOTA DE MAYOR RAZONAMIENTO.


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano


0 comentarios:

Publicar un comentario