¿Notas algo en mi mirada?














He escrito muchas novelas, y hay muchas preguntas que no me han hecho, y te digo algo lo que tiene que estar siempre presente cuando escribes una novela no es la inspiración es el peso de tu identidad. Y cuando hay algo firme en tu mente por más historias variadas que escribas siempre tiene que estar lo más alto en tu corazón, porque si eso baja y otras cosas suben a tu corazón no vas a poder escribir hermosas historias con la evidencia de una pasión grande.

- ¡Guau! ahora explícamelo en castellano.

Jajaja.

- Es una broma amigo, pero es probable que muchos no lo entiendan y te hago esta pregunta ¿es bueno a veces no ser claro en una novela?

Aunque parezca contradictorio en algún sentido pero hay momentos de cuando estás escribiendo una novela es necesario como cuestión de estrategia no ser claro o muy claro en algún aspecto.

- ¿Para que no se revele muy anticipadamente una verdad?

En parte sí pero también hay otros detalles que entran en juego en una novela, y es tu cierta experiencia lo que puede ayudar a manejar diversas situaciones, y según los casos tienes que crear nuevos personajes para que ellos digan ciertas cosas, y siempre es bueno tener en cuenta la rima, la melodía, los puntos aparte, los puntos suspensivos; el punto y coma y tantas otras cosas.

- ¿Es necesario?

Sí. Si quieres escribir una gran historia con preciosos mensajes es necesario entonces la rima, la melodía, las comas y los puntos aparte.

- ¿Para que se entienda lo que se está diciendo?

Sí, porque para dar mensajes apropiados hay estrategias que debemos desarrollar, y hay que desarrollarlo con sabiduría.

- Me tienes que hablar en castellano amigo.

¿Es una broma?

- Creo que ya no es una broma, te entiendo algo pero luego como que me pierdo. Un día me dijo Graciela si tú entiendes mi mirada te aseguro que conversaremos de manera distinta.

¿Y entendiste su mirada?

- Ahí estaba el problema.

¿No entendiste?

- No y creo que la perdí, y hoy cada vez que la recuerdo siempre pienso en ciertas miradas que me daba.

¿Y que no entendiste?

- Ya pues amigo no seas malo, sé que la perdí por mi culpa, por no tener sabiduría

Jajaja.

- Viste también soy novelista, todo esto que he mencionado lo he inventado, no existe Graciela, no existe Mónica, no existe Chabuca, no existe Rosa, no existe Rebeca, no existe Esther, no existe nada.

¿Qué pasó amigo?

- Nada, pero me gustaría que exista una Graciela y que me mire y me diga ¿notas algo en mi mirada?

¡Está buena eh!.

- ¿Sabes?

¿Qué?

- Creo que yo soy el novelista...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

"Fragmento de una de mis novelas"...


0 comentarios:

Publicar un comentario