Hoy día estoy bravo amigo, y que no me hablen de socialismo, de comunismo, ni de ideología de género porque no sé lo que pueda suceder...
















Hay muchos que dicen que hay que decir la verdad y cuando se dice se amargan, no te quieren hablar y en facebook sucede del siguiente modo, guardan silencio y algunos por ahí publican que no hay que juzgar, y en esa palabra se esconden para que no se digan ciertas verdades, y no es que realmente se quiera juzgar lo que se está buscando es crear conciencia de tantas cosas malas que están sucediendo, y no se está hablando de debilidades si no de actitudes permanentes negativas, no a nivel personal si no de manera general a todos aquellos que estén en esas actitudes; y el que es consciente se dará cuenta y si realmente quiere tratará de cambiar, pero hay personas que no quieren que se diga nada e inmediatamente te mandan la directa o la indirecta de que no hay que juzgar; entendiendo mal lo que se está haciendohay amor en lo que uno dice pero cuando la soberbia es muy grande y el "yo" también ponen como argumento lo que no entienden bien y nunca realmente publican ciertas prédicas a las almas perdidas, y como ellos tampoco quieren cambiar, porque no lo desean en lo más mínimo ponen como argumento una palabra que ciertamente no está en lo más íntimo de su corazón, pero lo ponen para también protegerse ellos porque su "yo" está demasiado alto y no quieren cambiar...
- ¡Hermoso lo que has dicho!, ¡y me quedo con esas palabras!, ¡hay profundidad amigo!.
Gracias.
- ¿Y hay que insistir?
Desde luego.

- ¿Y si no entienden?

Tal vez algún día lo entenderán.

- Alguien dijo en broma en una iglesia relacionando ciertos aspectos que muchos deben irse a Venezuela y que ahí muchas cosas entenderán. Entenderán el valor de la libertad, entenderán el valor de decir algo, entenderán el valor de querer hacer un gran cambio y así sucesivamente. Es la primera vez que escucho esto.

Y yo ahorita lo acabo de escuchar, pero pienso que aunque en broma a veces es necesario decir algo para ver si de algún modo lo entienden, y que vayan separando lo que es debilidad de actitudes permanentes negativas, si alguien en tu casa o en tu trabajo te insulta todos los días por más de veinte años y de una manera muy fea y extrema tú no vas a estar con que no hay que juzgar porque hasta el pastor te quedaría mirando; de hecho que tienes que decir algo porque eso ya está en el marco de una actitud permanente negativa, que es intencional; y si callas no estás haciendo lo que debes hacer. Y creo que en broma y según los casos en serio vale decir que se vayan a esos países donde supuestamente quieren llegar al socialismo a ver si entienden lo que son actitudes permanentes negativas; al menos en ciertos sentidos.

- ¡Guau! desde hace algunos días me han dado una lección de nunca querer para nada llegar a ese socialismo donde lo único que predomina es lo terrenal, y no quiero eso para mi vida, y no quiero eso para Venezuela, y no quiero eso para el Perú porque por ahí hay una mujer de extrema izquierda que le interesa mucho "el ejemplo" de Venezuela, si tanto le interesa porque no se va a vivir a ese país...

Assu.

- Hoy día estoy bravo amigo, y que no me hablen de socialismo, de comunismo, ni de ideología de género porque no sé lo que pueda suceder.

Yo sé lo que puede suceder.

- ¿Qué?

Serías un extraordinario novelista.

- Jajaja. Está buena. Yo no escribo ni un pequeño poema ni para el día de los enamorados, y hablando del día de los enamorados ese día no pasó nada en mi vida, me acuerdo que me senté en la banca de un parque y hubo un momento en que lágrimas caían de mis ojos y me acordé de una canción de Los Iracundos que lleva por título "Aprendiste el amor junto a mí" y me pregunté ¿y quién aprendió el amor junto a mí? Me hubiera gustado que una hermosa chica se case conmigo pero ella no me quiso, y una noche a la luz de la luna le dije eres maravillosa, eres preciosa y recuerda siempre y parecía que sus ojos querían llorar y abrazándola tiernamente le dije siempre te voy a querer.

Sin llorar dicen que los novelistas no deben llorar.

- Yo no soy novelista pero tal vez soy el que doy muchas ideas a ciertos novelistas, sin alusiones personales ¡eh!.

Jajaja... Creo que lo voy anotar en una novela y el mundo sabrá que has amado grandemente a una chica.

- ¿Me harías famoso?

Sí y la chica también se haría famosa...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

"Fragmento de una de mis novelas"...



0 comentarios:

Publicar un comentario