he empezado a cambiar...

- Sabes.

Dime.

- Hoy en la mañana estuve escuchando en Youtube aquello de las voces del infierno... y es algo de lo que tú me hablaste anteriormente...

Sí... y eso fue ya hace cierto tiempo...

- Sí, sí me acuerdo y me comentabas diferentes aspectos...

Al menos -como dijo alguien- tengámoslo en cuenta como noticia...

- ¿Y si es verdad?

Ahí está el detalle.

- Aquí entre nos...

Te escucho.

- Si en caso es cierto... tengo miedo ir a ese lugar.

Te entiendo -y como dijo un predicador: más vale dar un paso de fe...

- Y ese es un poco el problema que tengo... me he acostumbrado a decir que soy ateo, y depende de la ocasión con quien esté conversando me presento con la etiqueta de que soy agnóstico... y una vez mi enamorada me dijo -total qué eres: ateo o agnóstico... ya mi amor le dije pero no te amargues; claro que me das un poco de cólera me dijo porque en vez que tú me ayudes a acercarme a Dios me vienes con tonterías... creo que ya es tiempo me decía que busque otra pareja; ey qué pasa le dije... y ella me miró y me dijo: tonto quiero ayudarte a que cambies... sabes como que todas mis fibras se movieron y de ahí en adelante he empezado a cambiar... ahora aunque poco a poco estoy escuchando a Dante Gebel... y gracias a ti amigo por ese tu esfuerzo de hablarme de que escuche a Dante, de que escuche a Dante... y tanto es así que escuché hablar a Dante y la primera prédica que escuché es aquella que lleva por título: Una noche más con las ranas 3/3, y lo que nunca te dije es que esa prédica ese mismo día lo escuché cuatro o cinco veces... me impresionó el mensaje... y ni corto ni perezoso mismo creyente les dije a mis padres que escuchen aquella prédica... y mi papá bromeando me decía a ver el ateo de qué prédica nos está hablando... ey papá qué pasa le dije aunque sea por una sola vez en la vida quiero intentar la de un creyente... y mi papá sonreía... y ya después cuando iban escuchando la prédica mi papá y mi mamá se miraban sorprendidos de la forma cómo se expresaba este tremendo predicador... y luego mi mamá un poco con los ojos llorosos me decía: y a veces aquí peleando tontamente... y como que hemos perdido el abrazo, el perdón, la sonrisa... y mi papá se quedó pensativo... y yo aunque todavía no soy creyente pero ya estoy por ahí hablando algunas cosas... y mi enamorada últimamente me dice: difinitivamente ya no eres el mismo de antes; y está bien le dije; claro me respondió... y un día ella me dijo y qué te parece si comenzamos a poner algunos videos de Dante en facebook; está bien le dije, está bien... y una noche me acuerdo ahí los dos alentándonos mutuamente pusimos nuestro primer video... primero puso ella el video a su espacio y luego yo como temblando un poquito puse el mismo video a mi espacio... y ella me decía y hasta no hace mucho no me imaginé poner un video de Dante Gebel, y yo menos le respondí, y esa noche el video que pusimos por mutuo acuerdo es de Una noche más con las ranas 3/3... como dice mi enamorada precioso, precioso video... y creo amigo que ahora en verdad he empezado a cambiar...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

Es parte de una de mis novelas que todavía no he publicado...


0 comentarios:

Publicar un comentario