Me acordé de esa tarde cuando tomé su mano y le dije...

Aquella mañana sentí ese abrazo, profundo, hermoso.

- ¿Y hoy ya no hay ese abrazo?

¡Cuánto quisiera!.

- Y decirle sabes eres hermosa.

Creo que sí.

- ¿Qué es eso?

Es una broma claro que quiero decirle eres hermosa.

- ¿Y ella alguna vez te ha dicho que eres hermoso?

Assu.

- ¿Nunca?

¿Quieres que te mienta?

- No.

Nunca me dijo eso aunque hay una chica por ahí que una tarde cuando salíamos de un cafetín me miró a los ojos y me dijo sabes eres hermoso, yo me quedé sorprendido, y vino un pensamiento a mi mente.

- ¿Cuál?

¿Estará enamorada?

- ¿Tú crees?

No lo sé.

- ¿Y si está?

¡Guau!.

- Me imagino que escribirías una novela.

Ya no hay ganas amigo.

- ¿Qué pasó?

Como que algo murió en mí; ese deseo de escribir poemas hermosos, o de que una mañana inspirado en la mujer que amo estaría empezando una nueva novela, se esfumó, se fue como la brisa, ya no hay ese sueño, ese anhelo, esa inspiración...

- Tranquilo amigo.

Me acordé de esa tarde cuando tomé su mano y le dije...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

"Fragmento de una de mis novelas"...


manuel nuñez del prado davila - cuando ya no esté - YouTube

Vídeo de manuel núñez del prado


0 comentarios:

Publicar un comentario