mi niña, mi niña linda...

- Veo que te están animando a iniciar una fundación...

Sí mi cielo...

- ¿Y lo harás?

No lo sé... y me pregunto ¿qué hice?

- Has escrito algunas cosas... y algunos críticos literarios ya te conocen...

Diré como dijo alguien: y no sé si soy escritor... porque no he publicado nada, nada, nada... como dice mi hermano el mayor o sea ningún libro...

- Pero quizá en algún momento publiques.

Puede ser mi cielo lindo... y sabes me llama la atención que varios me estén animando a iniciar una fundación... y hubo un amigo que me dijo sea fundación o lo que fuere pero aprovecha en tu blog poner algo para que quizá algunos o muchos estén apoyando de una u otra forma a lo que tú quieras hacer... ¿y qué es lo que quiero hacer? No lo sé me respondió... y ahí estábamos un poco bromeando, pero ya después un poco más en serio me decía si hay varios que te estamos motivando en esto es porque hemos visto que a través tuyo algunas cosas pueden suceder... y en el caso extremo me seguía diciendo si nadie aportaría, si nadie te ayudara de una u otra manera a lo que tú quieras realizar al menos quedará presente que tú quisiste hacer algo pero que no hubo las personas que te entendieron, que no quisieron sembrar, que no quisieron apoyarte... pero sabes amigo sé un hombre de riesgo... fíjate si hasta los ateos o agnósticos tienen una fundación y por ahí les está yendo bien o más o menos en lo que están haciendo yo me pregunto porqué no le puede ir bien a un hijo de Dios que puede hacer cosas y muy diferentes en uno y otro sentido... gracias le dije y me quedé pensativo...

- Hace poco me decías que eso de la fundación lo ves como que es para otros pero como que no es para ti... ¿aún piensas así?

Como te dije anteriormente si lo vemos de un modo digamos que sí, pero si lo vemos de otro modo implica cosas y como que eso ya no es para mí... y como un poco inspirado fui diciendo detalles, que esto, aquello... y te di quizá como me dijiste después una de mis más brillantes explicaciones...

- Sí, sí me acuerdo... y cuando les comenté a mis padres y a mis hermanos tu respuesta me dijeron; muy linda su explicación... les gustó y les llamó la atención la forma cómo lo argumentaste... y yo te entiendo...

Gracias mi cielo lindo... y además la mayoría de los que me dicen que inicie una fundación más lo dicen en broma que en serio... y esto es algo que tú y yo lo hemos venido comentando.

- Sí... y uno de ellos todavía me dijo lo digo en broma ¡eh!, y después me decía sonriendo entre broma y en serio: siempre hay que animarlo, él puede hacer algo.

Sino me equivoco te lo dijo Juan, no.

- Sí, él fue.

Pero en otro momento parecía que me lo decía muy en serio y me alentaba... porque si me animo las cosas tampoco serán fáciles... pero hay otros motivos y tú lo sabes...

- Sí...

Y de acuerdo a cómo vayan algunos aspectos...

- Lo sé, quizá te animes en el futuro.

Es cierto.

- Pero como le dije a mis padres y a mis hermanos la idea no está nada mal, porque se pueden hacer muchas cosas en uno y otro sentido, y más aún si le damos un toque espiritual ahí sí que la fundación generaría una mayor expectativa... y haríamos muchas cosas que otros hasta el momento no lo han hecho... y como me dijo mi papá: hijita, a través de esa fundación pueden motivar a otros a edificar más sobre el fundamento que es Cristo oro, plata y piedras preciosas... sí es cierto le dije; y piensen siempre así me dijo... y muchas cosas pueden cambiar... y me abrazó mi papá y le dije: te quiero, te quiero papito... y me respondió: y cuando yo ya no esté cada Navidad que pases yo siempre estaré a tu lado y sabes, sí papi le respondí: como antes por siempre serás: mi niña, mi niña linda... y me quebré en aquel momento... y nos dimos un abrazo tan tierno que nunca, que nunca me olvidaré...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

Es parte de una de mis novelas que todavía no he publicado...

0 comentarios:

Publicar un comentario