Se parece un poco a ti...

- Algo debemos hacer.

Correcto.

- No estamos haciendo nada.

En mi caso van más de dos semanas que ni siquiera escribo una línea en facebook, en twitter, en Hi5, en sónico.

- Y yo la última vez que puse un vídeo fue hace un mes... y lo puse en facebook y en twitter, pero no escribí nada, a pesar que a veces mi hermano el mayor me dice aunque sea di hola cómo están pero di algo.

Creo que tú y yo somos muy flojos para ciertas cosas, y si seguimos así no pasa nada.

- Sabes.

Dime.

- Parece ser que estamos igual en uno y otro sentido a muchas personas que ni se preocupan por hacer algo ni les interesa.

Pero creo que tú y yo nos estamos preocupando.

- ¿Cómo es eso?

¿No te das cuenta?

- Te refieres a que como estamos mencionando estos detalles desde el día de ayer es porque quizá nos estamos preocupando.

Sí, es lo que estoy viendo.

- Yo no sé si me estoy preocupando pero noto que le estoy dando vueltas al asunto, y la pregunta es ¿eso es parte de la preocupación?

Así es amigo... quizá nos estamos preocupando muy poquito pero al menos es algo.

- Entonces ya que me estoy preocupando a ver, a ver qué vídeo me sugieres para poner en facebook, en twitter.

¿Quisieras una canción o una prédica?

- ¿Tú qué me aconsejas?

No sé, lo dejo a tu criterio.

- Oye amigo qué pasa... estás un poco débil, sin ánimo.

Quizá un poquito.

- Así no es ¡ah!.

Estoy bromeando amigo qué pasa... claro que te voy a decir qué vídeo puedes poner.

- ¿A ver cuál?

Espera un momentito.

- Piensa, piensa pero me tienes que ayudar ¡eh!.

¿Te gustaría poner una prédica de Armando Alducin?

- Sí, está bien... ¿y qué vídeo me sugieres?

Cómo mantener la liberación 2

- Excelente amigo, nunca he puesto ese vídeo en ningún lado...

¿Y lo has escuchado?

- Claro... lo que sucede es que no me acordaba el título, y después de mi parte pienso poner otro vídeo, qué cosa... creo que está apareciendo el poeta que se estaba quedando dormido.

Ayayay... y pon un poema tuyo.

- Hace tiempo que no pongo un poema mío en estos espacios.

El último que leí te soy sincero muy bueno ¡eh!.

- Gracias amigo...

Y lo digo en serio ¡eh!.

- Uyayay... entonces voy a sacar pecho.

Y sabes.

- ¿Qué?

Hay dos amigos que han copiado tu poema y lo han presentado como tarea en el curso de literatura...

- ¿Estás hablando en serio?

Sí.

- Entonces a partir de ahora... perdón jovencito ¿quería hablar conmigo?

Oye...

- Es una broma amigo... aunque yo no soy muy bromista pero hay que copiarse de los amigos, y como a veces dice mi mamá lo que ella decía allá en su pueblo que no se habla por ciencia sino por experiencia...

¡Ah caramba!.

- Y eso va para tu libro.

¿Cuál libro?

- ¡Ah verdad no!... tú no eres escritor.

Pero me gustaría ser...

- Y lo dices de una manera

¿Cómo qué hay tristeza?

Parece que sí

Y sabes, me gustaría escribir una novela de corte romántico...

Qué bien, qué bien...

Y por lo visto.

- ¿Qué?

Ya se acabó lo que hemos pedido... ¿pido otro cafecito?

- Por mí encantado.

Ey amiga...

- Sí.

Por favor... dos cafecitos más y dos hamburguesas.

- Y todo bien calientito ¡eh!.

Así es amigo... aquí todo se sirve caliente.

- ¡Ah caramba!... entonces voy a escribir un poema, si es que puedo claro está.

- ¿No eres poeta?

- No... aunque por ahí he escrito algunos poemas.

- ¿Y te animarías a escribir otro?

- Creo que sí.

- Y sabes... me haces acordar a mi hermano el menor.

- ¿Cómo es eso?

- Se parece un poco a ti... y también escribe poemas...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

Es parte de una de mis novelas que todavía no he publicado


MANUEL NÚÑEZ DEL PRADO DÁVILA - Wikio Sources

0 comentarios:

Publicar un comentario