Hay momentos en que hay que dar el mensaje



















Esperaba ese beso
en tardes hermosas

Esperaba esa prédica
para hacer algo juntos
para el Señor
el mundo
esperaba esa prédica

Y muchas veces
el problema de un poema
es que se pinta una realidad
que no es cierta

Y casi nadie habla
en un poema
de lo hermoso
de publicar prédicas

Aun en un creyente
le resulta pesado
se muestra indiferente

Se minimiza
al que publica
y una de las evidencias
es que en facebook por ejemplo
no se pone me gusta

Las prédicas
están en YouTube
y casi nadie publica

Y nadie dice
sabes mi amor
eres hermosa
pero serás más hermosa
si a partir de ahora
publicas mensajes cristianos

Eso no se dice
no es habitual
lo habitual es
¿y mi amor qué hacemos en la tarde?

Pero no es que estén pensando
en publicar prédicas
sino en cómo
pasar mejor la tarde
entre risas, películas
y otras cosas

Y no está mal sonreír
y distraerse
pero nadie habla
mi amor qué te parece
hoy publicamos prédicas
es necesario que ya lo hagamos
y mañana también
y luego mi cielo lindo
veremos esa película

Pero lo cierto
es que nadie habla de eso
no hay un acuerdo
para publicar prédicas

Y este poema
invita a una reflexión
abrázala y dile
vamos a publicar prédicas

Dile que ella es hermosa
pero nunca olvides
que será más hermosa
si ella también publica prédicas

Es bueno decir la verdad
de algo que debe darse
y no siempre a pintar poemas
de palabras buscadas
para impresionar

Hay momentos
en que hay que dar el mensaje
más allá de las palabras buscadas...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano



0 comentarios:

Publicar un comentario