Javier Bertucci - La predicación de Jesús




La predicación de Jesús es lo único que puede salvar y transformar al hombre, sin Jesús no hay iglesia; Jesús sabe que Él puede salvar a muchos, por eso prepárense para que muchos sean salvos. La motivación de todo lo que hacemos es por y para Jesús.

No se puede hablar de Jesús estando llenos del mundo, estando más pendiente de lo que pasa en el mundo, el sistema y la parte artística que de Jesús, la persona más relevante en mi vida es Jesús. La predicación de Jesús debe ser Jesús, sino es Jesús, no es Evangelio.

No podemos ver la predicación de Jesús como cualquier cosa, debe ser la prioridad en nuestras vidas; debe haber revelación de urgencia para salvar al perdido. Jesús es atractivo para el creyente, Él es suficiente para atraer a todos.

Ningún seminario podrá llenarte así como te llena Jesús. Solo Jesús lo llena en todo. ¿Por qué necesitas algo más para ser lleno? Porque no has conocido a Jesús; cuando conoces a Jesús eres lleno de la plenitud de Él.

Solo Jesús te llena por completo, no necesitas nada, ni nadie para ser lleno de la plenitud de Cristo. Jesús es suficiente para hacer al hombre feliz, Él diseñó una iglesia que tiene suma autoridad sobre Satanás y sus obras. Cuando un pastor predica a Jesús, Él mismo se presenta a la iglesia.

La iglesia gloriosa es aquella a la que se le presenta Jesús cara a cara, y sale a hablar de Él a toda persona. El que hace a una persona nueva no es la doctrina, es Jesús. Cristo hace que una persona sea nueva. Mientras más te acerques a Jesús más te alejarás del pecado; El Evangelio cambia, si no cambias es porque no se te predicó el Evangelio.


0 comentarios:

Publicar un comentario