Nunca un abrazo, nunca una sonrisa, nunca un me gusta...


























Decía mi padre que cuando hay más amor en uno aun el silencio más grande de muchos lo puedes ver pequeño y lágrimas caían de mis ojos, por qué lloras me dijo mi padre recordé le dije que alguien que nunca me dice nada, nunca un abrazo, nunca una sonrisa, nunca un me gusta, nunca un feliz cumpleaños pero sabes le dije hago de cuenta que cada día me escribe, que cada día me envía saludo, que cada día me da un abrazo y en ese momento me desperté, papá te quiero dije pero él ya no estaba, y aproveché ese sueño y otros sueños que había tenido con mi papá para escribir una novela y puse tanta emoción que al año siguiente de la publicación de este libro me dieron un premio a nivel internacional según decían por la prosa y el contenido y que muchos habían llorado al leer esta novela.

- ¿Y por qué no sigues escribiendo más?

Algo ha pasado en mí pero me voy a recuperar, y no permitiré que parte de mis sueños queden ahí, y aun si el silencio y otros gigantes en la vida persisten yo haré más altos mis sueños, porque el amor que debe haber en un escritor debe ir por encima de todo aquello que es negativo, y estoy hablando de un amor donde Dios está tocando cada día tu vida para que el orgullo, la soberbia, la falta de humildad, el silencio largo y tantas cosas que no deben darse mueran y queden en el olvido, y que prime lo hermoso y que aun con dolor tú sigas sembrando.

- ¡Hermoso!, no decaigas amigo, recuerda a mayor silencio tú eres más guerrero.

Una vez una chica me dijo sabes algo estoy aprendiendo de ti.

- ¡Ves amigo!.

Y al despertarme todo había sido un sueño, y en mi mente dije te quiero papá y lágrimas caían de mis ojos...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

"Fragmento de una de mis novelas”…


0 comentarios:

Publicar un comentario