Lágrimas vinieron a mis ojos


















Y esos pensamientos
estaban ahí
hasta que alguien
dijo
esto es vida
por qué
y una niña respondió
aquí dice te amo

Lágrimas vinieron a mis ojos
de un recuerdo
cuando era niño
y una tarde
alguien me dijo te amo
pasaron los años
y nunca escuché lo mismo
y hoy puedo decir
aquí no hay vida
porque nadie
dice te amo.


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano


0 comentarios:

Publicar un comentario