Aunque a veces quiero rendirme...

- ¿Es importante el esfuerzo?

Claro que sí.

- ¿Pero sólo el esfuerzo?

Algo más... necesitamos estar motivados.

- Sino me equivoco... lo que has mencionado lo leí en un libro donde se hablaba de la importancia de la inspiración para seguir y seguir escribiendo...

Sí... eso lo mencionan en diferentes libros de autoestima... y recuerdo que cuando yo era niño... en las mañanas mi papá a veces leía un libro donde se incentivaba a la lectura, y decía creo que estoy aprendiendo...

- ¿Y aprendía?

Creo que sí... y mi mamá me contó que cuando recién se conocieron con mi papá él le dedicaba algunos versos y ella le decía está muy lindo y mi papá emocionado seguía escribiendo...

- ¡Ah caramba!... o sea antes que yo otros también escribían versos...

Así parece.

- Y sabes.

Te escucho.

- Somos graciosos...

Pero más allá de las bromas yo te felicito por lo que estás haciendo...

- Gracias.

Y he leído tu último poema... y por lo visto estás entrando al aspecto romántico...

- ¿Se nota?

Digamos que sí.

- ¿Pero quiéres que te confiese algo?

Dime.

- No sé si voy a seguir escribiendo.

¿Alguna razón?

- No me hagas llorar amigo.

Uhm... ¿y a qué se debe eso?

- Algo está pasando en mí... ya no me siento motivado... pero a veces también me digo: no, yo seguiré escribiendo.

Así se habla...

- Guau... me estás levantando el ánimo...

Y mira quién lo está haciendo...

- No amigo... a pesar de lo que estás pasando tú puedes dar más y mucho más...

Aunque a veces quiero rendirme...

- Jamás amigo...

¿Siempre habrá una palabra de aliento?

- Siempre, y sabes.

Dime.

- Ahora yo te estoy alentando...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

Es parte de una de mis novelas que todavía no he publicado...


0 comentarios:

Publicar un comentario