Javier Bertucci - El llamado de una generación Parte 1



Subido por el 25/08/2011
 
El jueves por la tarde la actividad del V Congreso de Jóvenes en Fuego se abrió con una excelente obra teatral interpretada por la Compañía de Arte Maranatha con un tema alusivo al título del Congreso, "El llamado de una Generación", siguiendo con las alabanzas en un espléndido ambiente de gozo, proclamando la pasión y amor por Jesucristo y su obra por nosotros. La prédica por nuestro pastor Javier Bertucci resaltó su fe en el potencial que la nueva generación tiene, y su convicción en la habilidad de ella para darle continuidad al plan de Dios... Empleando nuevos métodos, nuevos planes o nuevas herramientas, pero siguiendo la visión que Dios ha entregado a los actuales pastores y ministros.

 El Pastor Javier Bertucci les dio la bienvenida a todos los jóvenes presentes diciendo: "Somos una sola familia de miles abrazándose". Continuando luego con esta afirmación: "Joven lo peor que te puede pasar es envejecer por dentro. Lo peor de envejecer por dentro es que la dinámica y la fuerza se pierden; cuando tú mantienes un espíritu joven en tu vida, vas a mantener un espíritu con vigor hasta muy viejo."

No podemos permitir que nuestro espíritu envejezca y nos convirtamos en un inútil espiritual con quien Dios no pueda contar, porque hayas perdido el vigor y la fuerza; esa gente ya no ríe, ya no tiene sueños ni visiones y si ese es tu caso de este congreso saldrás como nuevo.
 
El llamado de una nueva generación es lo que Dios ha hecho siempre, pero los líderes no se han dado cuenta. Cuando influenciamos una generación para que sean mejores y mayores que los líderes, ellos serán nuestro relevo. Los buenos líderes deben reconocer que si hicieron un buen trabajo los próximos serán mejores que ellos. Dios siempre ha llamado a la próxima generación pero cambia las formas porque es progresivo y creativo; con la misma Biblia, con el mismo Espíritu Santo pero con herramientas nuevas, visiones nuevas, métodos nuevos.

 1ª Samuel 3: 1-4, 7: "El joven Samuel ministraba a Jehová en presencia de Elí; y la palabra de Jehová escaseaba en aquellos días; no había visión con frecuencia.

Y aconteció un día, que estando Elí acostado en su aposento, cuando sus ojos comenzaban a oscurecerse de modo que no podía ver, Samuel estaba durmiendo en el templo de Jehová, donde estaba el arca de Dios; y antes que la lámpara de Dios fuese apagada, Jehová llamó a Samuel; y él respondió: Heme aquí... Y Samuel no había conocido aún a Jehová, ni la palabra de Jehová le había sido revelada."

---------------------------------------------------------------------

Hermoso, hermoso, hermoso mensaje...

Reciban un abrazo del escritor Manuel Núñez del Prado Dávila... ¡Guau! ¡qué bravo que estoy hoy día!. Sigan adelante chicos y chicas... Así tengas muchos años recuerda que eres joven, y tu espíritu siempre debe estar joven. Saben en estos momentos algunas lágrimas vinieron a mis ojos, la vida no es todo color de rosa. Puedo yo quizá irme de este blog, argumentando esto o aquello pero si me voy me pregunto si habrá otro que haga la labor que hoy estoy haciendo, tomando un tiempo, disponiendo mi corazón... en fin... Sigue adelante, y mientras Dios lo permita yo seguiré escribiendo y poniendo vídeos, quizá hay cierta paciencia en mí que aun con ciertos desalientos o tristezas estoy ahí continuando, y cuando reviso ciertos blogs de poetas y escritores no veo ni siquiera un interés mínimo por hablar algo de la Biblia, y me puedo preguntar ¿y si me voy? Como alguien quizá diría habrá un silencio... en fin, digamos que he reflexionado un poco en voz alta, y lo que pude haber dicho para mí mismo lo he compartido. Pero doy gracias a Dios que él está permitiendo que yo pueda escribir y poner vídeos, porque sin él nada puedo hacer... Un abrazo. Y aunque quizá yo no soy líder pero dicen que un líder tiene que aprender abrir su corazón, a no ser hermético, callado, reservado... Un líder tiene que entender algo que la comunicación es importante y si tú quieres que otros evidencien un fruto tu fe tiene que ser activa. Amén...

Un abrazo de tu amigo el escritor Manuel Núñez del Prado Dávila



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada