Luis Rodas - Cómo se llega a la tibieza 4/5



Subido por el 02/09/2010
 
"Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo" (Apocalipsis 3:17)

----------------------------------------------------------------

Un hermoso mensaje...

Un abrazo.

Manuel Núñez del Prado Dávila

 Texto de Referencia:

"Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura" Marcos 16:15


El motivo por el cual dejamos entrar a Jesús en nuestros corazones y recibirlo como nuestro único y suficiente salvador, es para alcanzar la salvación que solo en él está, pues él mismo dijo que era el camino, la verdad y la vida y que  nadie llegaría al Padre sino era a través de él (Juan 14:6).

Pero el venir a los pies de Cristo, no fue una casualidad, sino un plan que desde antes de la fundación del mundo había sido establecido para que tú y yo tuviésemos ese encuentro con él.

 
Y fuimos llamados a su gloria con un propósito, que es el de predicar el evangelio, todo hijo de Dios debe predicar las maravillas de aquel que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable (1 Pedro 2:9), para predicar del sacrificio hecho por Jesús en la cruz del calvario.

 Muchos dicen que necesitan prepararse para poder predicar el evangelio, con esto no quiero decir que no es necesario prepararse, claro todo lo que hagamos para el Señor está bien , pero muchos usan esta excusa para no predicar la palabra de Dios, hermano yo te quiero decir que ningún título terrenal te va a capacitar como lo hará el Señor cuando tú realmente dispongas tu corazón para servirle a él, podrás ser un ingeniero  o licenciado o tener un doctorado, pero para predicar el evangelio, el único requisito es: un corazón dispuesto, la educación que puedas tener será un complemento de lo que Dios te dará.

Sólo quiero que pienses en esto un poco, imagina la cantidad de personas que alrededor del mundo están muriendo en este mismo instante que tú lees este mensaje , imagina esto: cuantas de esas personas que están muriendo tiene a Cristo en sus corazones, cuantos van a descansar verdaderamente en paz, mientras muchos hijos de Dios callan sus bocas.
 
No tengas temor de hablarles a otros a cerca de Jesús; mira lo que Dios pudo hacer con estos hombres de antaño que decidieron disponer su corazón.

Él espera que tú tomes en serio la ordenanza que te dio, que te levantes a predicar, hay muchos testimonios de cristianos que dicen que cuando ellos estaban fuera de los caminos de Dios, anhelaban que las personas que ellos conocían que eran cristianos les hablaran de Jesús, pero que en la mayoría de los casos nunca pasó, nunca hubo un "Cristo te ama", o "Cristo quiere que le entregues tu vida"; Puede que muchos compañeros de trabajo, de colegio, amigos, estén esperando que tú les hables de Cristo y tú ni cuenta te das, así que comienza por tus compañeros, tus amigos, las personas cercanas a ti.
 
Muchos creen que cuando se refiere a predicar el evangelio es que hay que salir del país irse a otros lados, pero no solo en otros lugares necesitan de Cristo, no perdamos el enfoque hay gente que está a tú alrededor que también necesita conocer de Jesús.

Qué esperas para hablarles, ¡el tiempo es hoy!


0 comentarios:

Publicar un comentario