Y esa tarde el escritor dijo muchas cosas y al final enseñó algunas técnicas...

- Creo que me estoy volviendo un poco flojo para escribir.

Eso nunca ¡eh! ¿y viste lo que le pasó a Mario?

- Sí.

Que nunca te pase eso, se fue alejando de a poquito y mira.

- Pero lo que más ha llamado la atención es que se ha enfriado en muchos aspectos.

¿Y tú quieres estar así?

- No amigo.

Por eso en parte selecciona los libros que estés leyendo no digas como aquellos que no me afecta nada, todo está bien, ustedes son los que están equivocados y como dice un pastor pero si sigues leyendo cierto tipo de libros cuidado.

- Anoche mi mamá me habló bastante y me dijo que siga escribiendo.

Ves.

- Pero ya no sé qué escribir.

¿Cómo que se agotaron las ideas?

- Creo que sí aunque a veces pienso que hay que estar ahí dale y dale y quizá por ahí escribo una obra parecida a algún libro de Paulo Coelho.

O por ahí escribes algo parecido a Cien años de soledad.

- ¡Guau! me estás levantando el ánimo ¡eh!.

Anímate amigo, yo he leído tus escritos...

- Gracias... una chica me dijo tú eres el único amigo que conozco que escribes y sigues escribiendo, pero eso me lo dijo hace seis meses y me pregunto qué me dirá ahora que ya no escribo y justo por aquellos días en que ella me hablaba yo quería publicar un libro pero me faltó el dinero y ahí quedó, encima que no me tomaron en cuenta en dos revistas literarias.

Pero nunca te frustres amigo haz como en aquella historia que el escritor nunca dejó de escribir.

- Pero es una novela y tú sabes.

Pero muchas veces del buen argumento de una historia.

- Te entiendo.

Yo por ejemplo quisiera escribir un libro.

- ¿Y?

Por más que lo he intentado.

- ¿Nada?

Escribí quince líneas y dije ahorita llego a una página y ya han pasado dos meses, recuerdo que un escritor decía hay momentos en que es necesario hacer un esfuerzo muy grande.

- ¿Se refería a un esfuerzo para seguir escribiendo?

Sí, y él contaba ciertas experiencias de cómo tenía que multiplicarse no solamente para desarrollar una historia con más amplitud sino también escoger ciertas frases y multitud de detalles que normalmente un ateo y un agnóstico no entran porque están más preocupados en lo terrenal.

- ¡Ah caramba!.

Y esa tarde el escritor dijo muchas cosas y al final enseñó algunas técnicas.

- ¿Y puedo copiarme?

Claro amigo.

- A ver dime algo.

Suponiendo que estás en la página veinte y para escapar de algo frío que puedas estar escribiendo por ahí puedes decir en boca de uno de los personajes recuerdo que un día mi madre me dijo cuando estés en la política hijo; es decir si estás hablando de algo de política puedes relacionar algo del supuesto pasado con la historia que en aquel momento estés escribiendo; ahora decía el escritor si tú quieres esforzarte y multiplicarte entonces puedes ir ahondando uno y otro aspecto y puedes graduarlo si eres creyente de acuerdo a lo que tú sientas por las almas perdidas.

- ¡Guau! o sea que la historia puede ir girando si busco algo más grande, pero si soy ateo, agnóstico o religioso me iré quedando solamente en lo pol´tico...

Cuando ciertamente no eres creyente y no vives en un mayor calor espiritual.

- Entendido se eleva la política a la máxima potencia y que si no cambia lo político, lo económico, la corrupción...

Te pasaste amigo.

- Yo capto rápido chico qué pasa, el problema es el corazón no cambiado y es ahí donde un escritor creyente y con un calor espiritual un poco alto que puede hacer notar este aspecto en el desarrollo de una historia...

¿Y tú crees que alguien de los escritores conocidos actuales pueda desarrollar una historia bajo estas características?

- He analizado a más de cuarenta escritores que son conocidos a nivel mundial y lamento decirte que ninguno de ellos...

¿Has estado investigando?

- Sí...

¿Y me has investigado a mí?

- Ja ja no seas gracioso ¡eh!...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

Es parte de una de mis novelas que todavía no he publicado...





Eres hermosa... única... especial... te amo... te amo... mi cielo lindo... Te admiro; claro que sí... Eres realmente maravillosa...

0 comentarios:

Publicar un comentario