Mis ojos están llorando por ti
















Fue una tarde
tú me abrazabas

Caminábamos
a la orilla del mar

En silencio
te decía te quiero
y tú entendías mi lenguaje

Un día
publicaste algo hermoso
y me dejaste una enseñanza

Hay poemas
que solo solo son expresiones
no hay vida, no hay esperanza

El amor es tan fuerte
como aquel poema
que te decía te Amo

Y cuando ya escribía
el último verso
lágrimas llenaron mis ojos
ya no había una tarde
para que me abraces
y ya no había 
una orilla del mar
para que camináramos juntos

Y para apartarnos
de las formalidades de un poema
quiero decirte
que ahorita
mis ojos están llorando por ti.


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano


0 comentarios:

Publicar un comentario