Dante Gebel - El día sin nombre



¿Qué pasó el día después de la crucifixión de Jesús? Probablemente ese Sábado fue el día de los sueños rotos, de la culpa, de la vergüenza y de la desesperanza al creer que Jesús fracasó. Ese Sábado no tiene nombre. No es el Viernes de la Pasión ni el Domingo de Resurrección. Y si tú estás pasando hoy por un día así, por un día intermedio, debes recordar que siempre hay un tercer día, un día de liberación; y que mientras ese día llega, debes atravesar con entereza y fe los valles de sombra, los días sin nombre. Porque la vida se compone también de Sábados y hay que remontarse como águilas sobre corrientes ascendentes, para saber esperar la victoria.


0 comentarios:

Publicar un comentario