Los escritores y la imaginación...














En esta mirada detallada a las nuevas ideas para escribir novelas y de dónde vienen, es fácil perder de vista la herramienta más poderosa que cada escritor tiene a su disposición: su imaginación. Toda buena escritura de ficción proviene de la escritura creativa y esta surge directamente de la imaginación. Si un escritor escribe solamente sobre sus experiencias, sólo cambiando algunos nombres, está efectivamente escribiendo una autobiografía y probablemente deberá catalogarse dentro de la no-ficción.
 
¿No es obvio? Sí, supongo que si.

Hemos hecho tanto hincapié en escribir sobre lo que sabe, en utilizar sus propias experiencias y emociones que existe el riesgo de que el aspirante a novelista pueda creer que, sólo porque no tiene experiencia de primera mano en ciertas cosas (el robo de un banco, montar en camello, el funcionamiento de una granja lechera), no puede escribir sobre estas cosas de una manera significativa. Pero se puede. Su imaginación es la herramienta que le permite hacerlo con autoridad.

Claro, un conocimiento de primera mano de las cosas es siempre útil. Y la investigación es importante, también. Más allá de eso, nunca debe tener miedo a usar su imaginación. Después de todo, la escritura creativa es eso. Y como todos sabemos por nuestros sueños, la imaginación es capaz de crear cosas mágicas. Sin permiso del maestro (espero que no me demande) tomaremos lo que dice Stephen King en su libro Mientras escribo:

“La norma en las clases de escritura suele ser “escribe sobre lo que sabes”. Lo que suena bien, pero ¿qué pasa si quiero escribir acerca de naves espaciales que exploran otros planetas o un hombre que asesina a su esposa y luego trata de disponer de su cuerpo con una astilladora de madera? ¿Cómo funciona experiencia del escritor en este caso, o mil otras ideas fantasiosas, con la directiva de “escribe sobre lo que sabes”? Creo que hay que comenzar por interpretar el “escribe sobre lo que sabes” de la manera más amplia e inclusiva posible. Si usted es un plomero, ya sabe de fontanería, pero ese tema está muy lejos de ser todo lo que sabe; el corazón también conoce cosas, y lo mismo ocurre con la imaginación. ¡Gracias a Dios! De no ser por el corazón y la imaginación, el mundo de la ficción sería un lugar bastante sórdido. Hasta puede que no existiera en absoluto…”

Más tarde, King habla acerca de cómo se aplica el principio de la imaginación a la caracterización de personajes:

“Cuando te preguntas qué hará un personaje en determinadas circunstancias, la decisión que tomas se basa en lo que harías tú (o en lo que no, tratándose del malo). A esas versiones de ti mismo se añaden rasgos de personalidad, tanto atractivos como desagradables, observados en los demás (por ejemplo, alguien que se hurga en la nariz cuando se cree que no lo ve nadie). Queda el tercer elemento, que es maravilloso: la imaginación pura. Es lo que me permitió convenirme brevemente en enfermera psicópata al escribir Misery“.

Pero ¿qué pasa con la verdad?

¿Es posible para mí escribir verazmente sobre un personaje que viaja en una moto, por ejemplo, cuando yo nunca he montado una? Claro que es posible. Puede que deba hacer un poco de investigación, averiguar como funcionan los controles en la marca y el modelo que he elegido, la velocidad máxima que alcanza, cosas así. Algunos datos y cifras que me ayudan a describir el viaje en motocicleta auténticamente.

Sin embargo, conseguir la información correcta es sólo una parte de la verdad. Otra parte, quizás más importante, es escribir convincentemente acerca de cómo se siente eso, es decir, escribir lo que se sabe a un nivel sensorial y emocional. He tenido algunas experiencias de la vida real que puedo utilizar aquí: He montado en la parte trasera de una moto (aunque no muy rápido). He bajado por una colina muy larga y muy empinada en una bicicleta. He montado en unas cuantas montañas rusas. Estas experiencias me ayudarán hasta cierto punto. Para todo lo demás, puedo usar mi imaginación y mis habilidades de escritura creativa.

Puedo subir a la moto en mi mente y experimentar el viaje como si fuera real. Puedo sentir el viento presionando mi ropa en mi cuerpo. Siento que mi corazón se acelera cuando me inclino en las curvas, y la emoción de acelerar para salir de ellas.

Entonces voy a ser capaz de escribir con verdad y honestidad lo que se siente en una motocicleta. Cómo lo siento yo, a pesar de que en realidad nunca he conducido una.

¿Qué pasa si no puedo vivir algo en mi imaginación?

¿Qué pasa si cierro los ojos y me quedo completamente en blanco? Entonces no lo voy a incluir en mi novela, tan simple como eso. Voy a hacer que mi personaje viaje en coche, o en bicicleta.

“Cuando fue publicada la novela El mundo según Garp, varias personas que habían perdido a sus hijos, me escribieron con frases como: ‘también perdí uno’. Yo les confesé que no había perdido ningún hijo. Sólo soy un padre con una buena imaginación. En mi imaginación, pierdo mis hijos todos los días.” John Irving.

Y eso es todo lo que hay que decir acerca de la escritura imaginativa. Usted ha sido bendecido con una gran imaginación, asegúrese de que la utiliza, tanto al escribir como a la hora de encontrar ideas para sus novelas en primer lugar. Y una vez encontradas esas ideas, sepa como llegar de la idea a la primera novela.

La imaginación | escrilia


0 comentarios:

Publicar un comentario