Me pierdo en el brillo de su mirada...



















Miré a sus ojos y le dije eres hermosa, y al día siguiente me presenté a un concurso literario.

- Sin saber que ibas a ganar.

Si alguien me hubiera dicho que iba a ganar tal vez en esos días habría empezado una nueva novela, cuando tenía quince años publiqué mi primera novela, pero por cosas de la vida me fui alejando de la escritura, años después me animé a escribir poemas de corte romántico y un día dije creo que me voy a presentar a un concurso literario, pero tenía dudas, porque veía que muchos están en poemas sociales, políticos, en eso de palabras fuertes, malas palabras o de golpear a otros para que el poema tenga éxito y para que alguien del jurado diga ¡guau! estos son los poemas que esperaba, porque anteriormente he conversado con varios que en ciertos momentos han sido jurado y la verdad me he quedado sorprendido de la opinión que tienen con respecto a los poemas románticos, es más algunos me dijeron no pasa nada con esos poemas, eso de palabras lindas según ellos ya quedó en el pasado.

- ¿Te desanimaron? 

Un poco pero yo seguía escribiendo poemas románticos, que la luna es más hermosa cuando ella está a mi lado...

- En una entrevista cuando alguien te preguntó ¿dónde está la belleza romántica? Tú le dijiste entre otras cosas mira tu corazón y qué es lo que crees sentir, cuando lloras no lloras en vano, cuando le dices a la mujer que amas eres preciosa, mira tu corazón y pregunta ¿dónde está la belleza romántica? Él se acercó y te dijo gracias por la lección.

El amor es hermoso y la belleza de las palabras está en ese sentimiento que aprieta, que desbordas en palabras, y cuando lloras salen palabras a veces tan dulces y tiernas que muchas veces para escribir así tienes que amar a alguien a un punto tal que un lector puede decir aquí hay lágrimas y aquí hay arte pero hay ante todo la expresión de un amor que siente que pierde algo, pero deja en el recuerdo un poema...

- Sí.

Como aquel verso que dice Aunque no me quieras pero llévate este recuerdo eres un amor verdadero... Y aunque no te quiera queda el recuerdo de algún abrazo, de sonrisas, de miradas en tardes hermosas...

- No vayas a llorar amigo.

¿Sabes? Nunca dejaré de decir que ella es preciosa, y hoy en sus ojos como en aquella tarde me pierdo en el brillo de su mirada...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano

"Fragmento de una de mis novelas"...


0 comentarios:

Publicar un comentario