Quiero tener un corazón como el tuyo...















Hermosos son tus ojos, me enamoré de tu mirada, así empezó el segundo capítulo de su novela, y en el tercer capítulo desarrolló una historia muy hermosa de lo que sucede con  la tecnología actual, y una amiga me dijo préstame el libro y se lo obsequié.

- ¿Quisiste obsequiarle?

Sí, me lo dijo en un tono tan bello que me gustó y decidí en esos momentos mejor darle el libro y que sea suyo, lo que no podía era darle mi corazón, sino después cómo obsequio, cómo publico vídeos, cómo doy mensajes.

- Está buena ¡eh!.

Un poco de broma amigo.

- Pero tú publicas vídeos.

Bueno, no seguido pero tratando de siempre publicar.

- Es con el corazón.

Imagínate si le regalaba mi corazón con qué publicaría vídeos.

- Me vas hacer llorar amigo, me gustaría tener un corazón así, pero parece que soy un poco duro, no creo tanto, pero eso de publicar vídeos no va conmigo, me refiero claro está a los mensajes cristianos, y no sé si en algún momento en las redes sociales me anime a publicar vídeos para que la gente escuche y cambie su vida.

Tú di yo puedo.

- Jaja me falta corazón, y creo que si lo regalo sigo igual, pero un día le diré a una chica sabes eres preciosa pero eso sí, ella me quedará mirando y acercándome a sus bellos ojos y con mirada tierna le diré no te regalo mi corazón porque sino cómo doy mensajes a este mundo, hablando en serio quiero tener un corazón como el tuyo, ya me estoy cansando de este corazón un poco duro...


Manuel Núñez del Prado Dávila

Escritor peruano


0 comentarios:

Publicar un comentario